Severo Moto: “La protección de los ecuatoguineanos es callarse”

Severo Moto: “La protección de los ecuatoguineanos es callarse”

Es uno de los políticos más importantes de la oposición de Guinea Ecuatorial. Severo Moto Nsá, quien el pasado mes de agosto se retiró de sus obligaciones políticas, ofreció una entrevista a Eria TV. Habló, entre otras cosas, de su carrera política, de la situación de Guinea Ecuatorial y de la transición pacífica que buscan actualmente. Sobre el balance de sus años como político, Severo Moto, destacó que estos han sido muy fecundos para él. “Fecundos tanto en desgracias, como en suertes, en pasos acertados y no tan acertados. Pero, fundamentalmente, lo más importante es que los ecuatoguineanos han conocido al Partido del Progreso. También la gente ha demostrado, tanto al partido como a mí, un profundo reconocimiento de ser parte de la solución que necesita nuestro país”.

Tras casi 40 años al frente del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial cedió su cargo al que fue su mano derecha durante todo este tiempo, Armengol Engonga Ondo. “Sé que la persecución de Obiang permanece, incluso aquí en el exilio, y por ello le he abierto paso al vicepresidente, como era lo más natural. El partido está íntegro, el deseo de los ecuatoguineanos de vernos en Guinea Ecuatorial es absoluto y total (…). Creo que he hecho bien en ceder paso al vicepresidente que espero que tenga éxito en el futuro”.

Moto también contestó a la pregunta sobre la diferencia entre Obiang y él. “Obiang es un militar, creo que sabe disparar. Yo soy un periodista, maestro de primera enseñanza y he sido seminarista. Este es un trasfondo bastante diferente de lo que es Obiang (…). Mi mensaje permanente es la paz, una transición pacífica. Su respuesta es que el poder saldrá de la misma forma que lo cogió él, a balazos”. Uno de los temas que había creado polémica era el supuesto acuerdo que Moto hizo con Obiang para que su hijo, Teodorín Nguema pudiera gobernar. “Es absolutamente imposible la posibilidad de que yo acepte a Teodorín como presidente y yo de vicepresidente. No cabe más que en mentes, tremendamente pobres, que creen que a Severo Moto hay que quitarle del medio para ver si nos quedamos con el hueco cuando Obiang se muera (…)”, manifestó.

El exilio, una dificultad a mayores para su partido

A pesar de ser uno de los políticos ecuatoguineanos más importantes de la oposición, Severo Moto no ha podido residir en su país debido al exilio. Este hecho dificultó el manejo de su formación política. “Se lleva francamente muy mal (…). El proyecto que hemos puesto en las manos de la Comunidad Internacional para que nos ayuden abrir una transición pacífica en nuestro país es fundamental. Sin su apoyo y sin el de España es muy difícil abrir paso a la libertad política en Guinea Ecuatorial. O sea que, muy mal lo tenemos desde el exilio”.

Guinea Ecuatorial lleva más de 50 años de Independencia. Sin embargo, sigue siendo un estado fallido bajo la dictadura de Teodoro Obiang. A día de hoy, Moto Nsá señaló que “es un pueblo que está abrumado por la violencia con la que se inició la independencia (…). El pueblo se ha acostumbrado al silencio, al miedo y a la autoprotección. La única protección que tiene es callarse”. Está rodeado de eso que llaman servicios de vigilancia y cada poblado tiene un montón de gente que vigila lo que se dice contra el régimen. Por tanto, la lección más aprendida que tiene el pueblo guineano es callarse (…). El petróleo vino a quitarle todo sentido a otros temas, sobre de derechos humanos, temas de gobernanza”.

El país está colgado de las manos de quiénes pueden manejarlo desde dentro y desde fuera (…). Los ecuatoguineanos están esperando esa especie de intermedio, entre la desaparición de Obiang como presidente y la nueva situación que se debe crear a través de la transición pacífica. Sin ella, este país está condenado a desaparecer”.

El programa de gobierno del PP cuenta con cinco puntos clave

Respecto al programa de gobierno de su partido en caso de llegar al poder. “Tendría que ser un programa no tanto material, si no moral. Levantar el ánimo, darle sentido como pueblo (…). El programa del partido del progreso está contenido en un libro manuscrito llamado vademécum. “En él está diseñado todo el programa, los cinco puntos clave que tenemos para nuestro país: la educación, sanidad, energía, transportes y la vivienda. Pero primero es importante preparar, levantar el ánimo al pueblo y hacerle pensar que sirve (…). Libertad, libertad y libertad es la canción clave para nuestro programa y para nuestro pueblo”.

Respecto a la pandemia del COVID19 que estamos sufriendo, Severo Moto aclaró que el régimen de Guinea había trasladado la noticia de que él había muerto por coronavirus en España. “Me han llegado esas noticias que afortunadamente es una de tantas mentiras”. Cuando llegó el tema del coronavirus tuvo muchísimo miedo. “Yo tengo toda mi familia en Guinea Ecuatorial, un montón de amigos, mi partido está ahí y yo tenía muchísimo miedo de que aquello casi prácticamente iba a desaparecer (…). Evidentemente se han tomado medidas, el pueblo desde luego ha sabido acogerse a sus propios recursos y soluciones antes que esperar vacunas que vinieran de otros países. Estoy muy contento porque veo que la propia naturaleza ayuda al pueblo africano y en concreto al ecuatoguineano a superar tragedias que en otros países no son tan fáciles.

En busca de una transición pacífica y democrática para los ecuatoguineanos

Desde el Partido del Progreso se han unido con otras formaciones políticas de la oposición para proponer una transición pacífica y democrática. “Los ecuatoguineanos solos no podemos solucionar la tragedia en la que estamos inmersos. Por lo tanto, hemos acudido a la Comunidad Internacional. El programa de transición política supone la amnistía de todos los presos políticos y de alguna manera los exiliados lo son. Del mismo modo, facilitar el retorno de los exiliados. Iniciar un proceso de transición que evidentemente supondría si no es un pacto, pues un plan para que Teodoro Obiang abandone el poder y la dictadura. Un gobierno de transición que abra paso a unas elecciones libres por primera vez en la historia de Guinea Ecuatorial. Pero, todo esto, sería un cuento de hadas si este proyecto no estuviera protegido por una fuerza de interposición internacional (…)”.

Una fuerza de interposición que permita que “el proceso de transición funcione sin que sea abortado por los que disponen de armas y únicamente utilizan la violencia. Una amnistía que tendría que ser dada por el actual presidente, que permitiera la salida de los presos políticos y el retorno de los exiliados. Son temas difíciles para un régimen de 40 años de dictadura y no nos queda más remedio que pedir ayuda a la Comunidad Internacional”.

Asimismo, “se ha celebrado una reunión en Toledo en la que han participado un grupo de partidos de la oposición que vinieron desde Guinea Ecuatorial con otro exiliado en España (…). Los otros pasos en los que se llegaba a pensar eran “un encuentro entre los partidos de la oposición y el partido gobernante fuera del país. Lo cual ya sería una especie de avance en el proceso. El coronavirus ha servido de excusa para que no veamos adelantos en este proceso que tanto necesitamos y que con tantas ganas hemos creado (…). Ahora mismo, todo ello se encuentra en stand by porque “los que lo llevan, sobre todo la parte internacional, es normal que mantengan los temas de alguna manera reservados sin demasiada publicidad (…). De momento sabemos que todavía no se ha frustrado el Plan Toledo de Transición y eso es lo que mantiene nuestras esperanzas”.

El papel de España en la transición de Guinea Ecuatorial

Severo Moto nació en la Guinea española. Por ello, “nadie puede extrañarse de que yo crea que España puede hacer mucho por los ecuatoguineanos. España ha formado a este país. Ha dejado a Guinea Ecuatorial a nivel de preparación, de cultura y de formación muy por encima de otros países de nuestro entorno, francófonos”. Lo que sucede, comentó, es que “la independencia no se produjo ni cuando, ni en la forma que se debía producir (…)”. Del mismo modo, destacó que como político “mi intención no es retornar al recuerdo de lo mal que se han podido hacer las cosas. Lo mío es lo que yo llamo un reencuentro entre España y Guinea Ecuatorial. La forma de retornar un camino en común, acompañarnos en el difícil camino de ser libres y, sobre todo, independientes (…). Una España más cercana a nosotros nos permitirá ser alguien en el mundo”.

Esta historia de que Severo Moto quiere que España vuelva a colonizar es una gran mentira. “Tengo conciencia clara de que este pruebo solo no puede. Llevamos 52 años y no somos capaces ni siquiera de preparar una buena madera para una buena construcción. Si no nos dejamos enseñar nunca aprenderemos nada. Y si no son los españoles pues que vengan otros, pero que nos ayuden hacer ese difícil camino de la libertad y el desarrollo. Negarse al desarrollo y a la libertad es terrible. Por eso yo digo, España tiene que volver a ser nuestro compañero de camino”.

La situación es que, tras 52 años de destrozo moral e intelectual, en los ecuatoguineanos no se permite que haya ningún referente y como aparezca uno todos van a por él. “Por ello cuando te hablan de representar a alguno de los pueblos de Guinea Ecuatorial dices es ¿quién me da permiso para representarlos? Son importantes las ideas, pero en las reuniones que se han hecho difícilmente se llega a un acuerdo porque no aceptamos el liderazgo de nadie ni tampoco elegimos un líder. Y, a partir de ahí quedamos en un equilibrio donde no se da ningún paso más (…).

No se puede reunir a la gente sin un proyecto de estado de pueblos. “Nosotros tenemos el vademécum que lo recoge y no nos costaría nada presentarlo en una de las reuniones en las que estén, por lo menos, todos los partidos políticos de Guinea Ecuatorial. Al final, son los partidos políticos más que los pueblos los que tienen que arreglar la situación porque son legítimos”.

Para concluir, Severo Moto quiso enviar un mensaje a todos los ecuatoguineanos. “Que la esperanza sea lo último que se pierda. El futuro está ahí y vamos hacia él. Procuremos ir a ese futuro con la esperanza de que el señor con su nacimiento nos habrá las puertas de la paz, la libertad y el desarrollo”.

Sin comentarios

Publica un comentario