El líquido que “beben” los antepasados bubis…

El líquido que “beben” los antepasados bubis…

«Derramar un líquido durante la libación es un ritual tradicional de los bubis que data de tiempos inmemoriales pero que a día de hoy su entendimiento sigue siendo una materia pendiente incluso para muchos de esta etnia.»

Agachada en la puerta principal de su casa del pueblo de Bososo, 30 km al norte de Malabo, capital de Guinea Ecuatorial, Sofía Coffí Simpampa derrama lentamente el jugo de jengibre que lleva en un vaso, elevando plegarias a Dios e invocando a los antepasados de su familia. “Dios, ayude a mi familia a mantenerse unida por siempre. Que los malos ojos no se fijen en ninguno de sus miembros y que siempre tengan fuerzas para enfrentarse a todo lo malo que se les avecine”, pide.

“¡Oh antepasados de esta familia! Que vuestros espíritus circulen por los alrededores de esta casa y sus moradores. Que sirváis de protectores para vuestros descendientes y desviéis de sus caminos todo mal que se acerque a ellos. Sobre todo, que los colméis de bendiciones”, invoca en bubi, su lengua materna.

Se trata de la ceremonia de la libación bubi, conocida tradicionalmente con el verbo de “o sobaela”. Sofía la practica durante la fiesta de su 70 cumpleaños; y como todo bubi, la enamorada de su cultura considera que “o sobaela” es un momento en el que “se comunica profundamente con Dios, invoca a sus antepasados, y apela a su espíritu guardián para su protección”.

Esta ceremonia bubi consiste en esparcir en menudas gotas un líquido durante unos segundos alzando plegarias a Dios e invocando a los antepasados.

El “o sobaela” de los bubis, etnia ecuatoguineana, es una práctica que también se encuentra las civilizaciones griega, romana y judaica incluso con referencias bíblicas (Génesis 35:14). La ceremonia consiste en esparcir un líquido durante unos segundos alzando plegarias a Dios e invocando a los antepasados del que realice el rito.

La libación tiene como función conectar a los ancestros con los vivos en un momento determinado”indica Justo Bolekia Bolekáestudioso y autor de muchas obras sobre la lengua y cultura bubis. “Siempre que se va a empezar una actividad se realiza una libación”, mantiene Bolekia; “ya sea en ritos, defunción o en fiestas”, sentencia.

De prácticas rituales tan antiguas, el bubi considera que al esparcir un líquido, preferentemente coñac, a veces vino, o incluso agua, en este caso jugo de jengibre, “está entrando en contacto con Dios, con sus familiares del Mundo del más Allá, o está apelando a su espíritu guardián (buaíribo en bubi) a su protección”,explica en su lengua materna un anciano bubi del pueblo de Bososo.

Ante la creencia de que los antepasados beben el líquido aspergido durante la libación, Herminio Soy Sikoko, un hombre bubi de Bahó Basuala corrige: “el ritual es una convocatoria de los vivos a los del Mundo del más Allá, a participar en lo que se está haciendo. Una fiesta o rito tradicional o, simplemente, algo personal pero etnocultural y/o tradicionalmente significativo; a veces es para el “buaíribo” otras veces para dar gracias a Dios. Se tiene la creencia de que los antepasados beben el líquido”.

En la antigua Grecia, practicar la libación al comienzo de una actividad, se consideraba como una ofrenda a los dioses o a los héroes del pasado, implorando así su bendición o ayuda dependiendo del acto que se realizaba: rito tradicional, batalla, ente otros. No tienen mucha seguridad pero muchos bubis creen que por la semejanza simbólica que tiene el rito tanto para ellos como para los antiguos griegos, creen que podría haber alguna relación.

El ejemplo más vivo es la libación que Aquiles ofreció a “los dioses” antes de la partida de Patroclo a la batalla, según se narra en la Ilíada. “Aquiles, tras llenar una copa de vino ofrece la libación a los dioses, invocando la protección sobre Patroclo que irá a la batalla”indica la obra.

El bubi hace sus ofrendas libatorias en cualquier lugar en el que se encuentre.

A diferencia de los antiguos griegos, que tenían lugares especiales para las libaciones como el Ónfalo Délfico, altares destinados a la divinidad o a los héroes del pasado, el bubi hace sus ofrendas libatorias en cualquier lugar en el que se encuentre.

“Para el bubi no importa el escenario y valen unos segundos durante los cuales se derrame el líquido rápida o lentamente y se exterioricen las peticiones o se hagan desde dentro, o sea, sin pronunciar palabra alguna”Indica Herminio.

Para el bubi, no existe un recipiente para el acto de “o sobaela”, según conclusiones de algunos mayores de esta etnia, razón por la cual, muchas veces se hace con vasos de vidrio, plástico, y otros recipientes; pero documentos históricos revelan que las antiguas civilizaciones tenían recipientes consagrados a este ritual.

En el ámbito griego eran muy usadas la kílix y la phiale, utencillos de poca profundidad y forma ovalada que facilitaba la salida ininterrumpida del líquido durante la aspersión.

AUTOR: EMPERADOR EKOBO

Soy un joven estudiante a punto de graduarse en Periodismo. Me interesa mucho mi cultura. Por eso escribo sobre ella y otras más. Pero también me encanta el deporte, la moda y el turismo.

Sin comentarios

Publica un comentario